Los derechos de los consumidores no se toman vacaciones
28-06-2008
Fuente: El Mundo.es

• Las reclamaciones sobre viajes y vacaciones se dispararan en estas fechas
• Se debe exigir el contrato por escrito y conservarlo

EFE
MADRID.- La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recuerda a los ciudadanos que reclamen todos sus derechos cuando contraten cualquier servicio este verano porque la legalidad no entiende de vacaciones. Así, esta asociación ha dado una serie de consejos a los consumidores antes de que se marchen de viaje, como conservar el resguardo del viaje contratado o informarse de las comisiones de las tarjetas de crédito fuera de la zona euro.

OCU advierte que las reclamaciones sobre cuestiones relacionadas con viajes y vacaciones se dispararan siempre en estas fechas, y pone como ejemplo el año pasado, cuando se produjeron 9.700 quejas por este motivo.

Las causas de reclamación son diversas, entre ellas distintos problemas con las agencias de viaje, el 'overbooking', la pérdida de maletas y las notables diferencias entre lo publicitado y lo encontrado en el lugar del destino vacacional. Por ello, OCU considera que hay que ser "precavido" en lo que respecta al contrato de las vacaciones.

La asociación aconseja elegir una agencia de la que se tenga referencias y, si es posible, que se someta a la Junta Arbitral de Consumo y, si se contrata sobre catálogo, comprobar que aparecen por escrito todas las características del viaje: duración, medios de transporte, itinerario, hoteles, comidas, precios (total, excursiones opcionales y porcentaje de reserva) y cláusulas aplicables a posibles responsabilidades y cancelaciones.

Guardar el contrato

El veraneante debe exigir el contrato por escrito y conservarlo junto con el catálogo, además de guardar también el justificante de todas las cantidades que entregue a cuenta y que no acepte variaciones de precio, salvo que se deban a modificaciones de tarifas de transporte o cambio de divisas.

En cualquier caso, esta posible alteración debe estar contemplada en el contrato y debe producirse 20 días antes de la fecha de salida.

Si el consumidor quiere interponer una queja por cualquiera de estos motivos, la organización aconseja que el ciudadano reaccione inmediatamente y reclame en el mismo lugar del incumplimiento, para lo cual es importante que conserve todas las pruebas escritas que respalden su denuncia como facturas o folletos.

A la vuelta a su lugar de origen debe comunicar la queja a la agencia de viajes y solicitar la indemnización que se pueda justificar y, en caso de no llegar a un acuerdo, recurrir al arbitraje de consumo.

En cuanto a los pagos en el extranjero, OCU recomienda informarse en las entidades bancarias de España del límite establecido para compras con tarjetas de crédito; si se cobran comisiones fuera de la zona euro o por extracciones en cajeros.

"Es muy recomendable quedarse con todos los justificantes de compra o extracción de dinero en cajeros", añade el comunicado pues en caso de reclamación pueden ser muy útiles.

Seguro médico

OCU advierte también de la importancia de llevar la documentación sanitaria en regla para cubrir cualquier posible contingencia relacionada con la salud, especialmente si el desplazamiento es a algún país miembro de la UE, ya que necesitará la Tarjeta Sanitaria Europea.

Para desplazamientos al resto del mundo se puede contratar un seguro temporal de asistencia sanitaria en viaje y, en caso de necesidad, deberá pagar los gastos, aunque a la vuelta se los reembolsarán (todos o en parte, según el seguro).

Además, quien disponga de un seguro privado, puede que ya tenga la cobertura sanitaria; en ese caso, deberá llevarse la póliza.

[ Volver Atrás ]